Fundació Projecte i Vida, seleccionada para coordinar el programa #invulnerables de CaixaProinfància en Manlleu.

FotoManlleuInvulnerables

Manlleu será una de las siete ciudades de Catalunya donde se va a desarrollar un programa piloto de lucha contra la pobreza, con la voluntad de iniciar el camino que marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobados en la Agenda 2030 de la Asamblea General de Naciones Unidas en cuanto a la erradicación de la pobreza. El programa impulsado por el Departament de Benestar Social i Família, l’Obra Social “la Caixa”, la Fundació del FC Barcelona y la Fundació Rosa Oriol.

El programa nace a raíz de varios encuentros que se iniciaron el pasado mes de abril, cuando se reunieron la vicepresidenta del Govern y titular de Benestar Social i Família, Neus Munté, y sor Lucía Caram, y se detectó la necesidad de sumar esfuerzos para luchar contra la lacra de la pobreza, con la implicación y la responsabilidad de todos.

El programa piloto se dirige a los niños y sus familias que viven en un contexto de máxima vulnerabilidad. Ésta intervención tendrá que dar respuestas a las necesidades básicas no cubiertas, ofreciendo acompañamiento y apoyo integral a la familia, y orientación a padres y madres.

Para llevarlo a cabo, se han elegido siete territorios de acuerdo con el equilibrio territorial y en función a los resultados de los Indicadores territoriales de riesgo de pobreza y exclusión social, presentados el pasado mes de octubre para el Departament de Benestar Social i Família y  el Institut d’Estadística de Catalunya: indicadores de renta, de desocupación, de protección social y de demografia. Los siete territorios seleccionados son, aparte de Manlleu, Manresa, Figueres, Lloret de Mar, El Vendrell, Tortosa, y al barrio de la Mariola, a Lleida.

El órgano de funcionamiento será la Comisión Institucional, y su función será establecer las líneas de trabajo del programa pilota. Para llevar a cabo el proyecto en el territorio, se creará un red local de atención a la infancia en situación de vulnerabilidad y sus familias, formada por un amplio partenariado público/privado, y que dará lugar a la Mesa de Coordinación Técnica de Infancia y Familia, donde se creará y se consensuará la metodología de trabajo participativo, que determinará: las dinámicas de trabajo de la propia mesa, los criterios de selección de las familias que se van a atender, y los indicados y criterios de evaluación.

En un contexto de riesgo de una sociedad polarizada y dual, la colaboración público-privada se convierte en un elemento clave para dar respuesta a las necesidades que se manifiestan, siendo conscientes de la complejidad del fenómeno de la pobreza, entendido como un problema que hace falta abordar con medidas que busquen el equilibrio entre las estrategias de carácter paliativo y las estructurales, con intervenciones transversales y con actuaciones coordinadas con los demás agentes implicados.

El Departament de Benestar Social i Família pondrá a disposición del proyecto piloto el conjunto de recursos y servicios que invierte en el territorio, de acuerdo con los objetivos de lucha contra pobreza y de apoyo a la infancia y la familia.

Los entes locales, igual que el Departament, también pondrán a disposición del proyecto recursos y servicios con los que cuentan, para conseguir alcanzar los mismos objetivos de lucha contra la pobreza.

La Obra Social “la Caixa” pondrá a disposición de los territorios piloto los programas Incorpora y CaixaProinfancia. Los dos programas se desarrollan a través de entidades del tercer sector.

La Fundació FC Barcelona pondrá a disposición de los territorios piloto los programas de FutbolNet y BarçaKids. Los dos programas promueven el trabajo en valores a través del deporte para facilitar la inclusión a la sociedad y el desarrollo personal de los participantes.

La Fundació Rosa Oriol, que cuenta con Sor Lucía Caram en su Patronato, aportará la experiencia acumulada de trabajar para dar respuesta a las personas y colectivos en riesgo de exclusión social.

La Comisión de Seguimiento, formada por representantes de las diferentes entidades e instituciones participantes, realizará una reunión de evaluación anual en cada territorio y una reunión de evaluación global del proyecto piloto.